2 ago. 2012

La casa de los amores imposibles

'La casa de los amores imposibles' encierra el más puro estilo romántico de finales del siglo XVIII. Desconozco si Cristina López Barrio trató de emular la prosa de García Márquez o de Isabel Allende con la trama generacional que recuerda de manera inequívoca a estos dos grandes de la literatura iberoamericana. Incluso una de las mujeres de la estirpe Laguna que nos presenta López Barrio tiene el mismo nombre que la protagonista de 'La casa de los espíritus'. No sé si esto también ha sido casualidad al igual que la semejanza en el título de las dos novelas.

 Del realismo mágico que caracteriza a Allende guarda desde luego unas pinceladas que te atrapan desde el primer capítulo de la novela. Es esa necesidad de soñar a través de las páginas de un libro y escapar de lo cotidiano lo que sí consigue, y muy bien, la escritora que se estrenó ante el público adulto con esta novela líder en ventas. En cambio, la diferencia sustancial entre las dos obras es la influencia del romanticismo en la literatura de la madrileña. 'La casa de los amores imposibles' es una oda al negro de la muerte y el rojo de la sangre y la pasión. Es una oda moderna a 'Don Álvaro o la fuerza del sino' del Duque de Rivas o al mismísimo 'Don Juan Tenorio' de Zorrilla. Este sufrimiento tortuoso y letal del mal de amores es el hilo que da forma al argumento: Una estirpe de mujeres malditas, las Laguna, condenadas a alumbrar solo niñas con el porvenir de sufrir por amor.

Una novela para disfrutar de su lectura rápida y cargada de metáforas, más o menos conseguidas, con final decepcionante, o incluso sin final. Perfecto para quien busque un libro entretenido para el verano sin pretender más de lo que ofrece: una historia de enredo romántica, eso sí, muy bien contada. Personalmente, fue un elemento indispensable de mis vacaciones y un muy buen regalo. Gracias chicos ;).

2 comentarios:

  1. ¡Qué sería de nosotros sin este tipo de literatura en esas calurosas y tranquilas tardes de verano!
    Un placer volver a leer unas líneas escritas por ti, no nos hagas esperar tanto la próxima vez ;)

    ResponderEliminar
  2. Prometido :) Y tienes toda la razón, es la literatura perfecta para esas tardes veraniegas.

    ResponderEliminar