20 sept. 2012

Rememorando risas adolescentes con 'American Pie: El reencuentro'

El lunes pasado fue un lunes raro: Nueva ciudad, mucho (demasiado) tiempo libre, inesperada dimisión de Esperanza Aguirre y una aversión total y absoluta a la red de empleo Infojobs. Algo había que hacer y no me quedaban comedias románticas en la recámara. Así, una vocecilla de ultratumba sugirió ver la nueva de ‘American Pie’.

Yo, que siempre he sido reacia a las americanadas, al principio me negué en rotundo. Después, y dado que no tenía nada que hacer, repito: NADA, acepté a regañadientes. Hago tanto hincapié porque no me gustaría de ninguna de las maneras que se me asociase a mí o a este blog con una persona que ve peliculones de la talla de ‘American Reunion’ (‘American Pie: El reencuentro'). Así que me dejé llevar por el aburrimiento y el desastre. Me senté en el sofá, cogí un refresco y simulando mi pubertad más joven me dispuse de nuevo a pasar algo más de 90 minutos con los chicos del East Great Falls.

El argumento, fácilmente previsible con el nombre de la cinta, devuelve a los protagonistas a su pequeña ciudad de Michigan para celebrar una reunión de instituto y demostrar al público como los lazos de la amistad son más fuertes que cualquier distancia. Por supuesto, el toque de erotismo salvaje llevado al absurdo es más espectacular cuando tienes 15 años, pero en ciertos momentos la risa está asegurada.

Las revanchas adolescentes entre los personajes, ahora adultos, son manidas y buscadas pero dejan con una sensación reconfortante al público. Y, quizás por esta época de adiós muy buenas en la que me encuentro, y eso sí, sin rozar lo cursi en ningún momento, la película toca un poco la fibra sensible siempre desde el humor irreverente de la dirección a cargo de Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg.

En definitiva, una película de la que no puedes esperar más de lo que es pero que recomiendo encarecidamente a todos los seguidores de American Pie en el instituto. Una pausa divertida para un día loco.

2 comentarios:

  1. Hay americanadas que salvan la vida en ciertos momentos. Todo sea por darle al 'Stop' en la cabeza y no pensar en otras cosas. Por muy absurdas que parezcan las películas. Me la apuntaré para un día tonto.

    ResponderEliminar
  2. Película muy recomendable para pasar un rato de risas y cambiar el chip. Carcajadas aseguradas, pone de buen humor, y eso no hay muchas películas que lo consigan.

    ResponderEliminar